Aunque puede ser una pregunta aparentemente sencilla, para muchos saber cuándo ir al dentista no es tan obvio como parece. Es necesario acudir al dentista al menos una vez al año para una buena estética dental en Asturias, aunque en ocasiones la regularidad es menor.

Si hay algún problema de dientes o encías que afecte a la estética dental en Asturias, puede ser necesario ir al dentista cada tres o seis meses a hacer alguna revisión y ver cómo evoluciona el problema, ya que un año en ese caso es mucho. Si no hay ningún tipo de problema y el dentista no lo aconseja, con una vez al año suele ser suficiente.

La primera visita de los niños al dentista suele ser al cumplir un año de edad, aunque antes se hacía al completar la primera dentición (cuando en algunos casos había caries).

Es recomendable hacer una limpieza bucal cada año, una fluoración y consultar con el dentista si todo está perfectamente. Si hay que empastar alguna caries, es mejor hacerlo cuanto antes, ya que el problema puede ir a mayores.

Hay varios síntomas que indican que se debe acudir al dentista no solo una vez al año, sino cuando surgen, que son:

- Encías sangrantes o hinchadas.

- Dolor en los dientes o sensibilidad dental.

- Mal aliento, halitosis.

- Dificultades para tragar o masticar.

- Si se comprueba que hay una caries, diente roto o cualquier inconveniente.

Aunque no se presenten estos síntomas, sí se debe ir anualmente al dentista para comprobar que todo está bien. Si todo está bien, no hay que hacer nada hasta la próxima visita, ya lo indicará el profesional.

En Enrique R. Rosell somos profesionales de estética dental y nos ocupamos de todo lo relacionado con nuestro sector para poder mantener la boca de nuestros pacientes siempre sana y bella.