Uno de los principales problemas odontológicos es la placa bacteriana. A simple vista, no parece un asunto de gran importancia, aunque puede terminar desarrollando enfermedades bucales más graves como son la caries, la gingivitis o la periodontitis, con las que puedes perder algunas piezas y llegar a necesitar tratamientos de implantes dentales en Oviedo.

La mejor forma de evitar estas posibles dolencias es llevando a cabo una rigurosa higiene bucal. No basta solo con el cepillado de dientes después de cada ingesta, sino que también debemos recurrir a métodos complementarios como el hilo dental o el enjuague bucal.

Es cierto que quizá muchos pacientes apuestan únicamente por los dentífricos y desconocen los beneficios del enjuague bucal, el cual se ha demostrado que reduce hasta un 52 % la placa bacteriana al combinarlo con el cepillado de dientes y el hilo dental.

Además, otro de los grandes beneficios de los enjuagues bucales es que consiguen llegar a zonas de la boca a las que el cepillo de dientes no logra alcanzar. Los dientes solo componen el 25 % de nuestra boca, pero los gérmenes están por toda ella. Por eso, gracias al uso del enjuague bucal, puedes llegar a reducir los gérmenes hasta un 97 %.

Su uso recomendado es de dos veces al día, siempre después del cepillado. Notarás de inmediato un aliento fresco y ligero que perdurará durante varias horas mientras no consumas alimentos o bebidas. Pero si la menta no es tu sabor preferido, dispones de varios sabores con diferentes grados de intensidad. También hay distintos tipos de colutorio en función del objetivo que quieras conseguir, como mejorar el blanco de tus dientes, combatir el mal aliento, reducir la sensibilidad dental o eliminar la placa bacteriana.

En Clínica Dental Dr. Rosell podemos asesorarte detalladamente sobre tu cuidado bucodental diario y proporcionarte todo tipo de tratamientos como carillas dentales, blanqueamientos, endodoncias o implantes dentales en Oviedo. Deja la salud y la belleza de tu sonrisa en nuestras manos.