Las personas que llevan implantes dentales en Oviedo no están protegidas de una de las enfermedades dentales más frecuentes: la periodontitis. El periodonto designa a la zona que rodea a la pieza dental e incluye a la encía, el hueso alveolar, el cemento radicular y el ligamento periodontal. La especialización en la materia es siempre el mejor aval para conseguir salvar cada diente y proteger la salud dental.

Es importante mencionar que esta dolencia es mucho más importante de lo que parece, ya que puede provocar la pérdida de la pieza dental. Además, el uso de un implante no previene su aparición, por lo que resulta fundamental seguir las indicaciones de periodontólogo para evitar consecuencias imprevistas que pueden alterar tu imagen de forma definitiva.

Ser usuario de implantes dentales en Oviedo es sinónimo de cierta preocupación por la estética dental. La periodontitis provoca alteraciones en la encía, así como movimiento en la pieza afectada y molestias generalizadas. Es imprescindible acudir al dentista en cuanto se observen síntomas como los que a continuación describimos.

Por lo general, todo comienza con una gingivitis (inflamación de las encías y sangrado) y termina en una periodontitis (destrucción del hueso) que puede complicarse de no ser analizada por un especialista. Su conexión con enfermedades como la periimplantitis obliga al paciente a pasar por la clínica dental para la correspondiente revisión de su dentadura.

Solo con el asesoramiento de un periodontólogo es posible evitar males mayores y corregir esta situación con facilidad. Otros factores como la higiene dental y la dieta son igualmente decisivos para conseguir retrasar o evitar su aparición.

En la clínica dental de Enrique R. Rosell estamos a tu entera disposición para revisar tu dentadura y aconsejarte de forma profesional. Pide ya tu cita y te atenderemos en el menor tiempo posible. Protegeremos tu sonrisa. Te esperamos.