Muchos de los pacientes que vienen a vernos como expertos en implantes dentales en Oviedo tienen tal grado de bruxismo que, en algún momento, han podido dañar alguna pieza dental. El bruxismo es una patología que cada vez afecta a más adultos y que consiste en rechinar los dientes, especialmente por la noche, y apretarlos con tal fuerza que pueden llegar a romperse. Las causas exactas del origen bruxismo se desconocen pero se sabe que el estrés influye mucho en su aparición. 

Por la experiencia que tenemos como especialistas en implantes dentales en Oviedo, sabemos que el principal problema del bruxismo es que los dientes tienen que soportar mucha presión. El desgaste se produce mucho más rápido de lo normal y las piezas, en ocasiones, se debilitan y rompen. Además, pese a ser una patología de la boca, el bruxismo tiene consecuencias también en otras partes del cuerpo, ya que provoca dolores musculares, insomnio, dolores de cabeza, etc. 

Generalmente, el mejor remedio contra el bruxismo es que el paciente use una férula de descarga. Es un aparato completamente transparente que se hace a medida de la dentadura del paciente y evita que los dientes entren en contacto directo entre sí. De esta manera, la fuerza de la mordida se amortigua y los dientes no sufren tanto. Tiene la ventaja de que se puede usar en cualquier momento del día y, como se puede quitar fácilmente, puedes cepillarte los dientes, usar el hilo dental, etc., con total normalidad. 

No lo dudes y en el momento que sientas una molestia en la boca acude a Enrique R. Rosell